PICADORES DEL SIGLO XIX

Apunte de Venancio Blanco

COLECCIÓN DE CROMOS DE CAJAS DE CERILLAS

De una colección de cromos de la primera década del siglo XX en la que se publicaron las fotografías de 75 picadores del siglo XIX, me ha surgido la idea de pergeñar un opúsculo en el que los cromos sean acompañados de una información somera sobre los personajes de las imágenes. Podemos constatar que no todos los que están gozan de la misma importancia, y que su selección no ha sido la más adecuada de las posibles, por lo que hemos intentado dotar de algún anecdotario curioso a las ligerísimas biografías encontradas para lograr que su lectura sea suficientemente amena. ¡Ojalá se pueda lograr!


Exhorto a mis queridos lectores a que se sirvan informarme de los errores que aquí observen y se decidan a ayudarme para paliar las deficiencias que puedan encontrase en este trabajo, que sin duda serán bastantes, con objeto de que podamos entre todos ofrecer un estudio más completo a los aficionados. Se agradecerá mucho vuestra ayuda.


La evolución verdadera de la Suerte de varas se produce durante los dos últimos tercios del siglo XVIII, en los que concurren en los festejos rejoneadores de rejón corto con los de rejón largo; lanceros con varilargueros (de vara larga o de «largar») y con los primeros picadores de vara corta o de detener. El festejo se alarga haciendo durar al toro, al que se evita la muerte rápida que se producía con la lanza. Los varilargueros limitan la entrada de la puya con topes; y los matadores de a pie se ayudan de los picadores de vara corta para que adapten el poder y la embestida del toro a la faena de muleta. Se ha pasado del festejo de «caza instantánea» al del toreo artístico en el que se disfruta de la Suerte de varas, de la de banderillas, de la faena de muleta y de la muerte a pie. La sensibilidad del espectador ha ido moderando el festejo. Llegan JOAQUÍN RODRÍGUEZ «COSTILLARES», PEDRO ROMERO y JOSEP DELGADO «HILLO» con su toreo artístico y semi reglado. Luego FRANCISCO MONTES «PAQUIRO» termina de ordenar la corrida, y lo deja explicado en su Tauromaquia de 1836.

La evolución del TOREO se refleja en los 4 grabados siguientes:

Corrida caballeresca. Flandes, 1578. Grabado de Johan Stradam Concurren lanzas, arpones, arponcillos, rejones, rejoncillos, espadas, banderillas, muletas…
Enmanuel Wiltz, La acción no es mortal. La vara limita su entrada con un tope, en este caso «de limoncillo». La muerte del toro se relentiza. 1756/60

Tauromaquia de Fernández Nosseret. Ya está formándose la corrida actual. Las suertes se definen, se regulan, y la épica, comienza a compartir su espacio con la estética. 1796.

Tauromaquia de Van Halenn, La actuación del picador es la base de la primera
suerte de la lidia, y ya se considera fundamental en la corrida. 1845.

El toreo «moderno» ha evolucionado radicalmente en apenas 30 años, reglándose definitivamente en no más de 60. Surge la corrida en la que el valor y la emoción se complementan con el arte. El toro también compartió su evolución adecuadamente para lograr su adaptación al toreo moderno. De entonces a ahora los cambios en la corrida han sido mínimos, poco más que los acaecidos por la adopción necesaria del peto en 1928.

Los picadores pasaron a ser subalternos del matador. Los aguerridos varilargueros, que cuidaban de la seguridad de los intervinientes en el festejo, y que eran los más importantes del mismo, pasan a depender de los matadores de a pie cambiando su función. El hilo de oro que ornaba las chaquetillas de terciopelo de los de la vara larga, pasó a ser paño castellano o francés sin adornos para los de la vara corta, hasta que JOSÉ BAYARD y CORTÉS «BADILA», casi un siglo después reivindica la justa distinción de sus compañeros que, dice, arriesgan más que nadie en la lidia, y así se comienza a utilizar el oro en las casacas de los picadores; ahora en los de vara corta. Es la 2ª mitad del siglo XIX, y los picadores merecen un gran reconocimiento.


75 PICADORES DEL SIGLO XIX

1º.- JUAN PINTO

Nacido en Utrera el 23 de febrero de 1785. Hermano de José y padre de Antonio, formó una saga de grandes picadores nacidos en una importante tierras de toros. Se conoce su primera actuación en Sevilla en 1819, y se sabe que antes realizó labores de picador en ganaderías de las zonas de Sevilla y Cádiz. Se sabe que picó en Madrid en los años 1819 y 20 alternando con los mejores picadores de la época: Corchado, Cristóbal Ortiz y otros. Fue un picador de brazo derecho fuerte, gallardo y con clase, además de poseer un pundonor elevado. El 16 de mayo de 1831 picó en Madrid toros de Gavira, Paredes y Juan Domínguez, que fueron muertos a espadas por JUAN JIMÉNEZ, MANUEL ROMERO y FRANCISCO MONTES “PAQUIRO”.

Cuenta el torero JUAN DOMÍNGUEZ que PINTO era un hombre fuerte, de espaldas doble que las suyas, alto como él, y de un pundonor elevado. Duro como el diamante, unido a su caballo y a su garrocha no había toro que se le resistiera. 

Toreando con JUAN LEÓN en Cádiz un “vazqueño” bravo y duro le mató hasta 5 caballos, y aún JUAN persistió en su labor hasta domeñar al corajudo toro salvando a su sexta cabalgadura.

Su hijo Antonio, nacido el 14/XI/1826, fue también un gran picador con muchas virtudes toreras.



2º.- JOSÉ HUERTAS RIVERA “BRAZO DE HIERRO”

 Nacido en Sevilla 15/IX/1871. Picó a novillos en su ciudad a finales del XIX, adquiriendo nombradía en su tierra por actuaciones de valor y fortaleza. Marchó a Méjico en 1902 como picador de JOAQUÍN CAPA “CAPITA”. El 8/III/1903, fue derribado y corneado por un toro de Santín, muriendo en Méjico el día 12/III/1903.

Hubo otro «BRAZO DE HIERRO», madrileño éste, que se llamaba ANICETO SOTO, y que toreó en la plaza de Madrid en 2 ocasiones, el 10/VII/1921 y el 16/VIII/1925. Este picador sufrió una grave cogida con cornada en el cuello, picando en la plaza de toros de Vista Alegre madrileña. Murió el día de San José de 1935.

(Con toda cautela, presumo que este JOSÉ HUERTA puede ser un picador anterior, coetáneo de PINTO y de «POQUITO PAN». Quizás el padre del que hacemos figurar en esta historia. Seguiré buscando su estela…).


3º.- ANTONIO SÁNCHEZ “POQUITO PAN”

Nacido en Sevilla. Actuó por primera vez en la plaza del Arenal el 28 de agosto de 1831. Debutó en Madrid el 15 de abril de 1833, y volvió a trabajar en la capital los años 1836, 1837, 1845 y 1846. Siempre estuvo picando para toreros importantes. Figuró en la cuadrilla de FRANCISCO MONTES «PAQUIRO» y en la de ANTONIO RUIZ «EL SOMBRERERO”.

Sánchez de Neira escribe de él: “El picador más fino que hemos conocido. Su mano izquierda era envidiable y, aunque no apretaba tanto como otros, su colocación y, sobre todo, cómo le entraba a los toros parados eran inmejorables».


4.- JUAN GALLARDO “EL BRAVO”

Nació en El Puerto de Santa María. Tuvo dos hijos picadores como él. Su debut en Madrid fue el 18/IX/1842. Tuvo grandes dotes como las de ser buen jinete, muy valiente y de gran capacidad técnica. Duro en el castigo, figuró en las cuadrillas más importantes de su época, como en las de “PAQUIRO” y de JOSÉ REDONDO “EL CHICLANERO”, del que era buen amigo.

Picador y hombre valiente y duro, fue muy a aplaudido por su entrega y decisión. Fue un gran jinete y resistió con fortaleza las muchas caídas que le propinaron los toros, no resintiéndose de ellas jamás. Se retiró a Sevilla al terminar su trabajo de picador y allí estableció su residencia definitiva. En una pelea que mantuvo con un sereno el 6 de marzo del 1864, recibió un sablazo que le quito la vida.


5.- JUAN MARTÍN ORTIZ “EL PELÓN”

Nació en Jerez de la Frontera. El 27 de diciembre de 1824 aparece en el cartel de la corrida de Sevilla. El 22 de mayo del 1826 pica por primera vez en Madrid a las órdenes de JUAN LEÓN, y continuó trabajando en esta plaza sin interrupción hasta el año 33.

JUAN MARTÍN ORTIZ “EL PELÓN” volvió a picar en Madrid el 12 de junio de 1848, en corrida de Saturnino y Vicente Ginés, de San Agustín de Guadalix, que debutaba en esa plaza, lidiada por FRANCISCO y MANUEL ARJONA GUILLÉN y CAYETANO SANZ. Con Antonio Osuna y Míguez formó la “cuarta terna de picadores” en 1852.

En Huesca, el 10 de agosto de 1862, el toro “Caimán”, un Zalduendo de casta navarra, dio muerte al picador jerezano. Fue un picador elegante y eficiente.


6.- MANUEL MARÍA LEDESMA Y MUÑOZ “EL CORIANO”

Nació en Osuna (Sevilla), en 15 de octubre de1806, y como vivió desde niño en Coria del Rio, y tuvo problemas con la Justicia, se cambió el apellido y adoptó un apodo para complicar su reconocimiento. Picó desde muy joven en la zona de Coria. Adquirió experiencia y llegó a picar con los más grandes toreros de su época: “El SALAMANQUINO”, “CÚCHARES”, CAYETANO SANZ y ANTONIO SÁNCHEZ “El Tato”.

Debutó en Madrid en la plaza de la Puerta de Alcalá en 1844 yendo como reserva de Juan Martín “El Pelón” y a partir de esa fecha mantuvo una dura competencia con los más prestigiados picadores de la época. Además fue un consumado torero a pie, incluso con la mona calzada gustaba de dar lances a los toros cuando su matador se lo permitía. Murió en Madrid el 18 de septiembre de 1866, a donde fue trasladado tras la cogida que sufrió en la plaza de Zaragoza el 15 de agosto anterior, inferida por el toro “Molinero”, de Cándido López, el cual le atravesó el pie derecho. “CÚCHARES” creyó que en la capital curaría mejor de la herida, pero una septicemia se lo llevó tras algo más de un mes de malas curas. 


7.- JOAQUÍN GUTIÉRREZ “EL MONTAÑÉS”

Nació en Madrid sobre 1812. Según Sánchez de Neira su primera actuación en público fue en 1836. En 1837 figura su nombre en los carteles de Sevilla donde aparece como J. G. “El Montañés”, de Madrid; parece que su nombre fue Juan y no Joaquín, pero… Desde el 37 al 39 permanece en Andalucía. En 1840, en Jerez de la Frontera se anuncia como “El Montañés” de Sevilla; y en El Puerto de Santa María lo hace bajo el apodo de “El Montañés” de Córdoba. Al fin debutó en Madrid, el 11 de abril de 1842, tras una continuada labor desarrollada en Andalucía. Una pulmonía traumática le produjo una muerte prematura. Fue un picador valiente y eficiente; cumplió siempre con lo ordenado por sus matadores, aunque su labor adolecía de falta de arte.


8.- ANTONIO ARCE

Nació en Madrid sobre 1820. Aparece su nombre como picador en 1846 y siguió picando hasta 1880. Su debut en Madrid se produjo en 1847. Fue un profesional muy efectivo, fuerte y corpulento. Picó en las mejores cuadrillas, entre ellas en la de FRANCISCO ARJONA “CÚCHARES”. 

Aunque tosco y poco artista, mantuvo mucha competencia con los mejores picadores de su época, principalmente con ANTONIO PINTO.


9.- ANTONIO PINTO

Nacido en Utrera, Sevilla, el 10 de septiembre de 1826. Era hijo del picador JUAN PINTO. Criado en el campo comenzó sus andanzas taurinas queriendo ser torero de a pie, forjando su adiestramiento en capeas y tientas en la zona ganadera y taurina de su patria chica. A pesar de que su padre insistió en que no fuera torero, Antonio siguió intentándolo durante largo tiempo, e incluso optó por casarse pronto, a los 22 años, para emanciparse de su padre y seguir con su afición. En 1849 se incorporó como picador a la cuadrilla de JUAN MARTÍN “SANTERA” y picó junto a MANUEL TRIGO hasta que muriera su matador en 1854. 

Picó en las cuadrillas de “CÚCHARES”, MANUEL ARJONA, FRANCISCO MONTES “PAQUIRO” (1850), JOSÉ REDONDO “EL CHICLANERO” (1850/51), JUAN LEÓN (1852-1854), ANTONIO SÁNCHEZ “EL TATO” (1854-68), ANTONIO CARMONA “EL GORDITO” (1869-1872), MANUEL FUENTES “BOCANEGRA” (1874-1876) y de JOSÉ SÁNCHEZ DEL CAMPO “CARA ANCHA” (1877-1878). 

<De cornás tengo 8 mu gordas y 16 más leves. Huesos rotos, 2; costillas rotas las farsas der lao derecho. Dambas cravículas partías>. Picador decidido, fuerte y valiente iba a la suerte recto y caía muchas veces “de latiguillo” al coger el burel al caballo por los bajos. 

Gran picador, murió en Utrera el 17 de diciembre del 1890. 


10.- JOAQUÍN COYTO “EL CHARPA”

Natural de Sevilla. Picó en tanden en su tierra el 26 de septiembre de 1841. Aparece en Madrid el 25 de abril de 1942 alternando con JOSÉ TRIGO, que sería luego su cuñado. Picó con “CURRO CÚCHARES” principalmente. 

Picador muy querido por el público, trabajó en Madrid durante más de 10 años entre 1848 y 1867. Exigía con vehemencia los aplausos del público cuando picaba bien. 

El 28 de agosto del 48, actuando en Málaga, estuvo tan bien que el público exigió que le entregaran el toro como premio. En la tarde del 11 de septiembre del 48, en corrida lidiada en Madrid por MONTES, REDONDO y “CÚCHARES”, un toraco de Hidalgo Barquero, fuerte y bravo, recibió 10 varas de SÁNCHEZ, 9 de “TRIQUIÑUELAS” y 14 de “EL CHARPA”, que sólo en la última se dejó herir al caballo

Destacó en todo y fue uno de los mejores.


11. JOSÉ TRIGO ORTEGA “EL LECHERO”

Nacido en Sevilla en 1814, en sus inicios de picador tomó el apodo de la profesión de su padre . Su primera actuación datada fue en Sevilla en 10/10/1834, con apenas 20 años. Aparece en los carteles de Madrid en 1837, y luego siguió haciéndolo durante los años 45, 48, 49, 51 y 52. 

Estimado como uno de los mejores picadores de su tiempo, fue el padre de otro grandísimo picador, JUAN TRIGO, al que transmitió su valor y conocimientos. Aunque poco confirmadas sus proezas destaca sobre todas el haber picado una corrida deteniendo a los bureles con el regatón. La hazaña, aunque inverosímil, demuestra que se le tenía como un aguerrido torero de a caballo capaz de todo por su mucha técnica y esfuerzo.


12.- ANTONIO OSUNA

Después de trabajar en festejos menores, aparece en las novilladas de Madrid de 1851. Al año siguiente alterna con picadores de nombradía, tales como “EL PELÓN” y “MÍGUEZ”, ya picando corridas de toros. Su trabajo se desarrolló principalmente en Madrid, donde aparece en los carteles durante los años del 1853 al 1869, al menos en 13 años. Tras retirarse en el 1869, reaparece en la corrida regia de 1878 ya mayor, aunque con plenas facultades.

Fue un picador serio y efectivo, algo frío pero muy capaz y valeroso. De haberse propuesto destacar más lo habría logrado, pero una cierta abulia le impidió ser uno de los grandes. 

13.- ANTONIO CALDERÓN DÍAZ

Nació en Alcalá de Guadaira en 1831. El mayor de una familia torera, en la que destacaron lospicadores: FRANCISCO, JOSÉ y MANUEL. La saga continuó hasta mediados del siglo XX.ANTONIO comenzó su trabajo de picador en   Andalucía, Extremadura y Castilla, debutandoen Madrid en 1850. Durante 25 temporadas estuvo trabajando con los mejores matadores de la época que lo contrataban por su efectividad y arte. Estuvo en lascuadrillas de “CHICLANERO”, “CÚCHARES”, “EL SALAMANQUINO”, “EL TATO” y “EL GORDITO».

Durante la corrida efectuada en la plaza de toros de Madrid el 20/IV/1862, hizo el quite a JOSÉ DÁMASO RODRÍGUEZ y RODRÍGUEZ “PEPETE”, que había sido cogido por “JOCINERO”, toro de Miura que le causó la muerte.Fue un gran picador, de brazo fuerte y técnica de castigo eficaz, además de ser un consumado caballista (algunos indican que montaba mejor que su hermano FRANCISCO). Murió ANTONIO en 1889.

Gustavo Doré lo dibujó en un bonito grabado que insertamos aquí.

Gustavo Doré grabó a ANTONIO CALDERÓN

14.- MARIANO CORTÉS “EL NARANJERO”

Nacido en Madrid, fue padre de GREGORIO, picador que heredó su apodo, y abuelo de MARIANO, también picador de toros. Aparece en el cartel de la novillada celebrada en la plaza madrileña el 19/XII/1852. El 14/VIII/1853 picó junto a ANDRÉS HORMIGO en la corrida extraordinaria que se celebró en Madrid. Fue asiduo en todos los festejos de los años 52 y 53, destacando por su eficiente castigo, su fuerza y su típica figura con sus patillas anchas y porte   arrogante. 

Sánchez de Neira le achaca el defecto de “terciarse” demasiado en las suertes, aunque el picador hacía gala de esa manera de realizar su trabajo de forma efectiva, lo que le permitió ser admirado por los aficionados.

Desde 1856 al 1867 aparece en los carteles de Madrid en 9 temporadas, lo que nos da idea de su calidad profesional, e incluso de su popularidad entre los aficionados. Murió en Madrid el 16/XI/79.

Su recia figura y sus patillas pobladas hicieron que su estampa sirviera de prototípica figura del picador de su tiempo.


15.- FRANCISCO CALDERÓN DÍAZ

Nacido en Alcalá de Guadaira, hermano de ANTONIO, JOSÉ y MANUEL, como ya dijimos al hablar de su hermano mayor ANTONIO picadores todos.

Su primera actuación en Madrid es el 5/VIII/1850, en la cuadrilla de MANUEL CEBALLOS en la que pica junto a su hermano ANTONIO. A partir de su debut va consolidándose como un buen picador haciéndose imprescindible en las corridas madrileñas, en las que interviene 27 años entre 1852 y 1882. 

Fijo en la cuadrilla de SALVADOR SÁNCHEZ POVEDANO “FRASCUELO” durante muchos años, de él se cuentan muchas anécdotas y se le atribuyen curiosas peculiaridades. Su calzón era de terciopelo sin una arruga; vestía como un “dandi” y su valor era equiparable a su fortaleza y altanería. Gran caballista, a menudo hacía alarde de cabalgar de pie sobre su montura, lo que aprendió de joven en su pueblo al ver hacerlo a unos equilibristas. Fue experto en la tienta, acoso, recorte y derribo de reses en campo y plaza.

Se le admiró su dominio de ambas manos en la ejecución de las suertes de picar; se alabó su destreza en el encuentro y en la hábil largada, así como su inteligencia en la forma de caer tras las inevitables costaladas, lo que le permitió evitar roturas de huesos que otros no sabían eludir.

Como ejemplo de sus múltiples e importantes historias, ahí va una:

En la plaza de Bilbao, el 19/VIII/1872, durante la lidia del 4º toro de la ganadería de Rafael Laffitte, de nombre “Caramelo”, CALDERÓN cobró un gran puyazo en el morrillo, no evitando que el poderoso y pegajoso toro llegara con su pitón al pecho del caballo. Luchó el picador por sacar del trance al caballo pero el bravo hundió entero su cuerno en él y todos los intentos fueron baldíos. Calló el caballo, lo hizo de pie el picador, habilidad que le caracterizaba, y fueron vanos los intentos de sacar al toro de su querencia equina. FRANCISCO se enfrentó al bruto cara a cara intentando quitarle la divisa para demostrarle como no lo temía. Tras sacar la escarapela el toro se encolerizó buscando el cuerpo del atrevido picador que, ágil, hurtó con maña hasta que llegara al quite el matador, “FRASCUELO”. Tras la épica escena, el público pidió, y obtuvo, para CALDERÓN el toro.


16.- FRANCISCO PUERTO y SANTO

Nació en El Puerto de Santa María, Cádiz, el 3/II/1819. Hermano menor del también picador CARLOS, nacido en Alicante en 1813 pero que se trasladó con la familia a El Puerto de Santa María en 1817. FRANCISCO aprendió de su hermano las suertes de picar, practicando en las ganaderías gaditanas. La ganadería de Albareda fue el principio importante de su formación.

Con apenas 18 años se viste por primera vez el traje de picador, que le fue prestado por su amigo ANTONIO PÉREZ «EL FRAILE», y debuta en la profesión en una corrida de novillos; era 1835. Con MANUEL DOMÍNGUEZ se va a torear a Montevideo en 1836, junto con su hermano CARLOS. Permanecieron allá durante 3 años hasta que unos disturbios políticos les obligaron a trasladarse a Buenos Aires, donde les improvisaron una plaza del toros para que torearan allí. Triunfaron en varios festejos y viajaron a Brasil para participar en las corridas que se celebraron por la coronación de Pedro II.

En 1846 regresó a España y se enroló en la cuadrilla de JUAN PASTOR «EL BARBERO», con el que toreó varios festejos en la provincia gaditana. Recomendado al empresario de la plaza de toros de Madrid, D. Justo Hernández, formó parte de los empleados de la plaza, picando con los mejores toreros de la época como MONTES, «CÚCHARES» o CASAS.

Durante los años 50, 51 y 52 trabajó con JOSÉ REDONDO «EL CHICLANERO» hasta la prematura muerte del matador en 1853 cuando contaba 34 años. PUERTO fue fichado por JULIÁN CASAS «EL SALAMANQUINO», y formó parte de su cuadrilla en la que picaban ANTONIO CALDERÓN y ANTONIO ARCE.

Fue un picador excelente, de buen hacer y de temperamento sereno. De él dice Aurelio Ramírez: «Picaba a los toros procurando siempre que, al arrancarse y llegar, dejaran las babas en el estribo derecho de su montura, que es el centro de la suerte. Murió en Chiclana de la Frontera en el año 1899.


17.- MANUEL CALDERÓN DÍAZ

Nacido en Alcalá de Guadaira el 2/X/1840, fue el menor de una familia taurina en la que 3 de sus hermanos fueron también picadores: ANTONIO, JOSÉ y FRANCISCO. Su cercanía al ambiente del mundo taurino y el aprovechamiento de las enseñanzas de sus hermanos, grandes picadores todos ellos, le permitió aprender debidamente todos los secretos de la Suerte de varas, lo que le facilitó trabajar con los mejores matadores de la época.

Aparece en Madrid el 11/IX/1870, tomando la alternativa. Siguió actuando en la plaza del Foro durante los años 73 al 83 en 8 años, y lo hizo en provincias cuando no estaba en Madrid. A medida que se retiraban sus hermanos les suplió en las importantes cuadrillas en las que trabajaron. La amistad de la familia con RAFAEL MOLINA SÁNCHEZ «LAGARTIJO», le permitió incorporarse a su cuadrilla, en la que se mantuvo durante los mejores años de la vida torera del primer Califa cordobés.

El 30/V/1891, picando en Aranjuez con «LAGARTIJO», el primer toro de una corrida, que toreaba en solitario el cordobés, «Lumbrero», de Veragua, derribo a CALDERÓN en su 5ª vara cayendo el caballo encima del picador. Ingresado en la enfermería se comprobó que la caída había reventado el cuerpo del desgraciado piquero, que falleció al siguiente día.

Fue un picador capaz y experimentado, si bien no alcanzó la categoría de sus hermanos al ser su carácter algo reservado. Siempre cumplió con lo que se le encomendaba, pero sin destacar suficientemente.


18.- JUAN TRIGO

Nació en Madrid el 7/VII/1844. Era hijo del afamado picador sevillano JOSÉ TRIGO, del barrio de San Bernardo, del que recibió formación profesional y sabios consejos. Ya a los 22 años figuraba en la cuadrilla de MANUEL CARMONA «EL PANADERO». Debutó en Madrid en el 66, y fue tan buena su actuación que el gran ANTONIO CARMONA «EL GORDITO» pidió a su hermano MANUEL que le permitiera contar con los servicios de su picador, lo que se produjo en el 1868.

Al inicio de la temporada del 68, el 12/IV, picó en Madrid con su nuevo matador, «EL GORDITO», a los 6 miuras que lidiará en solitario el torero sevillano. El 1º del sexteto, «Pardito», era un toro fiero y fuerte que derribó al buen JUAN TRIGO y lo buscó en la arena con saña; el padre del picador, JOSÉ, que asiste a la corrida desde la barrera, se tiró al ruedo y cogiendo por los pies a su hijo lo libró del bravo miura. El toro había sembrado el pánico en la plaza desnudando literalmente a MATÍAS MUÑÍZ al intentar banderillearlo; estuvo a punto de coger a «CHICORRO», al que hizo correr despavorido; obligó a «FRASCUELO» a tirarse de cabeza al callejón para no ser cogido; y al entra a matar a la «joya» «EL GORDITO», fue arrollado y cobró un varetazo que le hizo pasar a la enfermería tras recetar al bravo burel una estocada baja al volapie.

JUAN TRIGO actuó en Madrid 9 años desde 1870 a 1883. En 1872 sufrió una fractura en el brazo izquierdo cuando picaba en Palma de Mallorca, y en el 74, en Madrid, volvió a fracturarse el mismo brazo. Dada la debilidad de dicha extremidad, se dotó de una protección metálica («munilla») que le permitió seguir picando.

A partir de 1876 pasó trabajar en la cuadrilla de FRANCISCO ARJONA REYES «CURRITO», en la que se mantuvo hasta 1880. Fue un gran picador con un gran brazo derecho, y un no menos buen izquierdo. Practicaba un «truco» ante el toro rápido y buscón por el lado derecho, que era el de aplicar la vara en la suerte del «violín» en la que nunca fallaba y con la que conseguía salvar el jaco.


19.- JULIO FERNÁNDEZ

Un picador sevillano que aparece en los carteles de la plaza de Madrid el 18/V/1871. Durante dicho año alternó con los hermanos CALDERÓN en una corrida en la que se lidiaron toros de Pérez de la Concha. Su nombre aparece en las temporadas del 73, 76 y 79 en festejos de la plaza madrileña. El 2/VII/76, picó en tanda con JUAN FUENTES toros de Veragua, a los que recetaron 14 y 16 puyazos, respectivamente, de un total de 47 que recibieron los «vazqueños». Al domingo siguiente ambos actuaron de reserva, iban en la cuadrilla de «CHICORRO». JULIO FERNÁNDEZ picó en la mayoría de las corridas del abono madrileño del 1876, concretamente en 8 de ellas.

No toreó en el año 77 en Madrid ya que «CHICORRO», su matador, no lo hizo. En el 78 pica en la corrida de la Beneficencia el 26/V, única en la que participó su jefe de filas en Madrid ese año. Picó en la corrida inaugural del año 79, el 29/IV y en otras 4 tardes más. A partir de la tarde del 7/IX/78, en que JULIO puso 17 puyazos a una corrida de Rafael Laffite que recibió 56 y mató 18 caballos, en la que intervino su jefe de filas «CHICORRO», no hemos vuelto a ver su nombre en los carteles. Fue un picador de corta vida profesional, de la que apenas hemos recibido información.


20.- ENRIQUE SÁNCHEZ «EL ALBAÑIL

El primer «ALBAÑIL» nació en Vejer de la Frontera el 7/VI/1838. A los 20 años aparece su nombre en una corrida celebrada en La Isla de San Fernando en 1858. Tomó la alternativa en Sevilla en 1866. Debuta en Madrid el 27/V/1877 recetando 23 puyazos a 3 de Saltillo y otros 3 de Bartolomé Muñoz. Ese año picó en Madrid en otras 4 ocasiones a las órdenes de HERMOSILLA.

Tras estar ausente de Madrid durante las temporadas del 78,79 y 80, lo vemos de nuevo con HERMOSILLA en la 10ª de abono del 26/VI/81, en la que volvió a picar en tanda con FCO. FUENTES una corrida de Pérez de la Concha. También trabajó en la 19ª del abono madrileño celebrada el 16/X/81. Siguió picando ininterrumpidamente en Madrid hasta el año 1897, ya con MAZZANTINI desde el 29/V/1884, y dada la frecuencia con la que D. LUIS lidiaba en el Foro, «EL ALBAÑIL» fue uno de los picadores que más actuaron en esa plaza.

Se sabe que alternó su labor de piconero con la de banderillero ya que conocía todas las suertes de la lidia. Incluso llegó a matar toros. Fue un gran picador, fuerte y serio, muy querido por los aficionados.


21.- José María MADINA Y BANEGAS «JOSÉ GÓMEZ CANALES»

Nació en El Puerto de Santa María el 18/II/1842. Su primera aparición en público tuvo lugar en Jaén en 1866. En Madrid torea en 1868 como reserva en las cuadrillas de «CÚCHARES» y de «EL TATO». El 2/VI/69 tomó la alternativa en Algeciras picando en la cuadrilla de «CURRITO». Su confirmación tuvo lugar en Madrid en 1874, en la corrida inaugural de la plaza de la Carretera de Aragón, el 4/IX/74, en la que actuó como reserva. En la siguiente, la del 6/IX, ya picó como titular, y en la 3ª se «entretuvo» en recetar 29 puyazos. Picó en todas las corridas de septiembre y octubre del abono de ese año.

Ausente los años siguientes, lo vemos de nuevo actuando en Madrid el 1/IV/77, año en el que tuvo en esa plaza una presencia regular. En el 78 actuó sólo en 2 ocasiones y en festejos extraordinarios; e igual número de actuaciones tuvo en el 79, los días, 16/XI y 1/XII, este último festejo Real presidido por Alfonso XII. Ya no lo vemos más en Madrid

Trabajó a las órdenes de los mejores matadores de la época: «EL GORDITO», «EL TATO», «CARA ANCHA» y «BOCANEGRA». Picador muy profesional realizó las suertes pensando siempre en satisfacer a su matador, obviando el lucimiento ante el público, lo que le hizo merecedor a muy agrias críticas del «respetable».


22.- JUAN ANTONIO MONDEJAR «JUANECA»

Nacido en Madrid en 1838, se dedicó muy pronto a las labores camperas llegando a debutar en Madrid en una novillada cuando apenas contaba con 16 años. Figuró como reserva en corridas de toros lidiadas por las figuras antes de cumplir los 20 años. Pica en tanda con JUAN CORTÉS «NARANJERO» el 24/VI/1862.

Muy asiduo en la plaza de Madrid, estuvo presente en los carteles de casi 20 años entre 1866 y 1888. El último festejo qen el que hemos comprobado que actuó fue el del 17/VI/1888. En el 1882 viajó a Méjico con MANUEL HERMOSILLA. Toreó mucho y con los mejores. Su carácter violento lo llevó a ser encarcelado acusado de la muerte de un hombre. Recluido en la Cárcel Modelo de Barcelona, se suicidó dejando una carta en la que se declaraba inocente de la acusación de homicidio por la que fue encarcelado.

Fue, junto a MORA y REGATERO, de los últimos que usaron el sombrero «calañés» en sus actuaciones. Su gran capacidad profesional se vio empañada por su insolencia y mal carácter lo que le impidió echar raíces en alguna cuadrilla. Llegó a torear a las órdenes de «LAGARTIJO».


23.- JOSÉ HERNÁNDEZ «PARRAO»

Nació en Sevilla el 18/XI/1840. Huérfano desde los 7 años, vivió en total libertad muy cercano al mundo del toro. Con apenas 14 años recorría los pueblos capote al hombro para participar en tentaderos y capeas. Aconsejado por los picadores FRANCISCO y JOSÉ SEVILLA, cambió el capote por la vara. En el año 60 aparece en los carteles de Sevilla picando junto a FRANCISCO CALDERÓN y a JUAN TRIGO.

Sus virtudes fueron admiradas por el gran MANUEL DOMÍNGUEZ, quien lo tomó bajo su tutela. Siempre en Andalucía, picó toros a «BOCANEGRA», «EL GORDITO», «CURRITO», «CARA ANCHA» y «EL ESPARTERO». A Madrid llegó ya mayor formando parte de la cuadrilla de «REVERTE», con el que permaneció hasta el 1/XI/1896, día en el que tomo la alternativa como matador de toros su hijo JOAQUÍN HERNÁNDEZ «PARRAO». A pesar de su edad fue admirado por el público madrileño que vio en él una gran capacidad profesional.

Sus presencias en Madrid se producen entre el 26/VII/91, su 1ª actuación, y la última del 14/V/96, en la que el toro de Miura, «Merino», le produce una fuerte conmoción cerebral tras una violenta caída.

JOSÉ HERNÁNDEZ «PARRAO» fue un gran picador aún en los últimos años de su vida profesional. Se decía de él que iba al toro con decisión y arte, detenía con fuerza y castigaba con mesura, virtudes que adquirió de las enseñanzas recibidas de su maestro FRANCISCO SEVILLA.


24.- MANUEL GUTIÉRREZ «MELONES»

Nació en Coria Del Río, Sevilla. Tras actuar de reservas en varias ocasiones en festejos celebrados en Andalucía, e incluso en Madrid, figuró como picador de tanda en la plaza madrileña el 28/VI/1874, acompañando a FRANCISCO ARJONA REYES «CURRITO», matador con el que se mantuvo hasta la temporada de 1879.

Trabajó sin matador fijo durante el resto de su carrera, y apareció en los carteles del nuevo circo madrileño cutío desde 1874 a 1881, actuando en la corrida de inauguración. Sufrió una luxación en el húmero del brazo izquierdo en la unión con el hombro tras la caída que le propinó un toro de Salas llamado «Confitero» al que picaba el 29/V/1881. Más tarde picó el 20/VII de ese año, y no volvió a Madrid hasta 25/II/94, en esa única actuación. El 16/IX/1900 es el último festejo en que hemos visto su nombre.

Aunque volvió a picar tras el percance el 81, la merma de capacidades físicas le obligó a un retiro forzoso aún siendo joven. «MELONES» fue un picador admirado por sus compañeros y por los aficionados madrileños, que vieron en él su entrega, su bravura y tenacidad. En 1894 volvió a su Coria del Río, donde falleció el 11/XI/1911.

25.- JUAN DE FUENTES

Natural de El Puerto de Santa María, fue padre del picador del mismo nombre, que aparecía en los carteles sin la preposición «de». Poco se sabe de ambos, aunque la foto del cromo nos identifica al padre, el más importante de los dos. el que debutó en Madrid el año 1855 formando parte de la cuadrilla de MANUEL DOMÍNGUEZ. Posteriormente lo vemos anunciado en la plaza madrileña en las corridas de los años 56, 57, 62 y 71.

Sánchez de Neira nos dice de él que era un picador muy profesional, serio y eficaz. Sobrio, no destacaba demasiado a pesar de su valía, lo que impidió una muerte prematura por enfermedad, el 8/X/1879.

JUAN FUENTES «MENOR», su hijo, también nació en El Puerto de Santa María. Su primera aparición en plaza fue en 1874, y deducimos, por «eliminación» de la biografía de su padre, que fue él quien aparece en los carteles de Madrid, y que él es el que figura en nuestro cromo. Su debut en Madrid es el 2/VII/76, picando en tanda con JULIO FERNÁNDEZ. Vuelve a la capital durante las temporadas del 81 y 82, actuando bastante esos años. Ausente en los siguientes vuelve en el 86 a picar con asiduidad ese año. El 29/V/ y el 13/VII/92, son sus últimos festejos en la Corte. No fue un picador de relevante carrera, pero parece que el público madrileño lo aceptó como un serio y capaz piquero.


26.- JOAQUÍN TRIGO Y PINO

Hijo del afamado varilarguero JOSÉ TRIGO, de Sevilla, apareció ante sus paisanos como picador en el festejo del 9/XI/1884. Trabajo con varios matadores hasta que se enroló en la cuadrilla de MANUEL GARCíA CUESTA «EL ESPARTERO», con el que permaneció hasta el 27/V/1894, día en que picó al toro «Perdigón», de Miura, que dio muerte al torero sevillano.

Su presentación en Madrid fue el 14/X/1885. Estuvo ausente del coso capitalino hasta su retorno el 22/III/91, desde el que picó con asiduidad hasta el 5/VI/92. Durante 1894 picó en 4 ocasiones y por fin se despidió de la afición madrileña el 27/V/94, la triste tarde de la muerte de su jefe de filas.

Fue JOAQUÍN un picador airoso y bravo, que desapareció de las plazas importantes tras la muerte de «EL ESPARTERO», quizás afectado por la tragedia de su amigo y jefe. Se le reconoció por su eficiencia y elegancia, amén de por la fidelidad hacia su matador.


27.- MANUEL MARTÍNEZ RIESGO «AGUJETAS»

Nació en Madrid el 31/XII/1855. Comenzó a picar a los 17 años en unas becerradas celebradas en Astorga (2), Rioseco (2) y Toro. En 1873 entró a formar parte de la cuadrilla que encabezaban «MATEÍTO» y «CANGRENA». Se enroló como mozo de caballos con «FRASCUELO», quien lo recomendó para que se colocase como «Monosabio» en la plaza de Madrid. Su afición a la pica y las buenas relaciones con el torero de Churriana de la Vega, le permitió actuar como picador en los festejos que se corrieron en la plaza de los Campos Elíseos de Madrid durante 1873 y 1874.

En la plaza de Madrid se presentó picando novillos el 27/V/1875, y la reseña dice: «Puso 7 varas y todas fueron buenas». Figura como reserva en la corrida 21ª de abono celebrada el 17/X/75. También figura en los carteles del 5 y 12 de marzo del 1876, picando en tanda con FRANCISCO ANAYA «CANGAO», en el 1º festejo, y con ANTONIO BENÍTEZ «GRAPO», en el 2º. Luego picaría durante los años 76 y 77, bien en tanda o como reserva, hasta que el 21/X/77, tomó la alternativa en Madrid de manos de FRANCISCO GUTIÉRREZ «CHUCHI», quien le cedió el toro miureño de nombre «Rumbón», lidiado en 5º lugar. En realidad, la presencia de «AGUJETAS» en Madrid fue continuada y muy festejada por la afición cada año, desde el 75 hasta el día en que picó por última vez en la corrida de la Beneficencia, el 28/V/99.

Durante los años 78 y 79 apenas pica con «FRASCUELO», por lo que decidió irse a la cuadrilla de ÁNGEL PASTOR, con el que trabajó hasta el año 85, el de la incorporación a la cuadrilla de MAZZANTINI, en la que permaneció hasta 1890. Tras la muerte de MANUEL CALDERÓN en Aranjuez pasó a las órdenes de «LAGARTIJO» con quien estuvo hasta su retirada en 1893. Toreó con «REVERTE» y luego con TOMÁS ALARCÓN «MAZZANTINITO», para entrar en la de RODOLGO GAONA cuando vino a España en 1908.

«AGUJETAS» alternó con «BADILA» por primera vez el 23/II/77, cuando éste actuaba como reserva en la plaza de Madrid. Posteriormente serían muchas las tardes que compartieron tanda, competencia y éxitos. Ambos piconeros fueron grandes profesionales y envidiables artistas, lo que suscitó un gran interés en los aficionados madrileños, que acudían al coso a emocionarse con la rivalidad existente entre ellos.

RAMÓN MARTÍNEZ «AGUJETAS» se llamaba su hijo, matador de novillos, quien llevó el apodo paterno con orgullo. No en vano su progenitor se mantuvo en lo más alto del escalafón de picadores durante más de 33 años, desde el 1877 al 1910, desarrollando a lo largo de su vida taurina una alta actividad, con solvencia profesional y con copetencias bien defendidas.

Fue el picador de vida profesional más dilatada, pues aún picó el 15/VIII/1915 en Tetuán de la Victoría, con casi 60 años. Otros grandes piqueros tuvieron unas trayectorias más corta: JUAN MATEOS, del 1816 al 44, 28 años; «EL CHARPA», del 42 al 67, 25 años; ANTONIO CALDERÓN, 51 al 78, 27; ANTONIO ARCE, 27; FCO. CALDERÓN, 30; «BADILA», del 79 al 1905, 26; etc. MANUEL MARTÍNEZ RIESGO «AGUJETAS», murió en Madrid en 1937 a la edad de 81 años.


28.- FRANCISCO ALABÁN RAMÓN «VEINTIUNDIT»

Nació en Valencia, y fue el más famoso de los toreros que llevaron el mismo apellido o apodo, todos picadores: EMILIO, FELIPE, RICARDO…; y otra rama, quizás equivocada, y luego multicopiada, en el que los «VEINTIUNDIT» se apellidaban ALABAU: JOSÉ, FRANCISCO y VICENTE; todos ellos valencianos, de la capital del Túria o de Utiel.

El «VEINTIUNDIT» que nos ocupa fue un gran jinete antes de picarse a la pica. Se presentó en Valencia en dos corridas, una a las órdenes de GONZALO MORA y otra a las de «BOCANEGRA», y en ambas ocasiones estuvo bien. Animado por su éxito comenzó a adiestrarse por su cuenta y picando sin cuadrilla fija, hasta que el 3/III/83 tomó la alternativa en Madrid en corrida de Félix Gómez, en la que torearon: «LAGARTIJO», «CURRITO» y «EL GALLO» (El día de «autos» no hubo corrida en Madrid. Diseccionada la «biblia» de los festejos celebrados en la antigua plaza de Madrid, la que escribió para la Unión de Bibliófilos Taurinos Víctor Pérez López con el título de: «ANALES DE LA PLAZA DE TOROS DE MADRID», editada en 4 completísimos tomos, hemos detectado que la primera presencia de «VEINTIUNDIT» en esta plaza se produjo el 10/X/86, picando a las órdenes de JOAQUÍN SANZ «PUNTERET», torero nacido en Játiva. Obviamente todas las demás noticias las doy como dudosas. Por cierto, en esta corrida picó otro «VEINTIUNDIT», FELIPE ALABÁN).

Formó parte de la cuadrilla de «PUNTERET» hasta que el matador muere en Montevidéo el 28/II/88, y luego pasó a la del también valenciano JULIO APARICI «FABRILO», otro torero fallecido en plena juventud, éste por cogida en la plaza de toros de Valencia el 30/V/1897. Antes, en 1896, había muerto FRANCISCO ALBALÁN en su Valencia natal a causa de una enfermedad. En su oscura biografía se le tilda de eficaz y duro con la vara, de gran jinete y de ayuno de arte.


29.- JOSÉ BAYARD Y CORTÉS «BADILA»

Los últimos estudiosos ponen en duda el que el lugar de nacimiento del gran «BADILA» fuera la ciudad de Tortosa, Tarragona. El fiable investigador Luis Nieto situado la nascencia del gran piquero en Tolosa, Guipúzcoa, el 19/III/1858. Era hijo de francés y española. Su padre fue amigo De FRANCISCO CALDERÓN, y del trato continuado con el gran picador de dinastía le vino a JOSÉ la afición y el guía de ella.

CALDERÓN le coloca como criado del gran «FRASCUELO», quien al ver la afición que tenía el mozo lo lleva bajo la tutela de GONZALO MORA, con quien comenzó a picar desde muy joven. La ropa que utilizaba para su labor taurina eran muy holgadas ya que pertenecían a CALDERÓN, y el mozo apenas tenía 18 años. Más tarde tuvo una gran obsesión por la vestimenta, como ya detallaremos.

Si bien en sus comienzos se hizo apodar, presuntuosamente, «BRAZO DE HIERRO», más tarde lo llamaron «BADILA» por su atenta seriedad: «Estas más serio que si te hubieras tragado el palo de un badila» (dicen…). Debutó en Madrid como reserva en la 1ª novillada de invierno dada el 5/XI/76. En ella picó junto al que sería luego compañero de muchas tardes «AGUJETA», con el que mantuvo una seria y leal competencia; posiblemente la más interesante de las habidas en la historia de la Suerte de varas. En la tarde de su debut, la revista taurina el cronista de «El Toreo» resaltó que la mejor vara de la tarde la puso «un joven picador llamado BALLARD.

Aunque siguió como criado de «FRASCUELO» picaba y toreaba a pie con asiduidad en Madrid. De sus actuaciones primeras destacó un quite de peligro que hizo a «FRASCUELO», por el que sentía devoción. Este hecho le hizo ser conocido y le permitió liberarse del Servicio Militar. Se incorporó a la cuadrilla del granadino en 1878, y tomó la alternativa en Madrid el 1/VI/79 alternando en tanda por primera vez, con FCO. CALDERÓN, picando ambos toros del marqués de Saltillo (2) y Miura (4). En este festejo figuró como reserva «AGUJETA».

En 1881 se incorporó a la cuadrilla de ÁNGEL PASTOR, en la que ya figuraba su «alter ego» «AGUJETA». Ese año toreó a caballo rejoneando un novillo al que luego lidió y dio muerte a pie. Era, además, un buen banderillero. Su calidad y solvencia le permitió ir por libre siendo solicitado solicitados sus servicios por los mejores matadores. El día de la despedida de «FRASCUELO» picó los 6 toros y banderilleó a caballo a algunos. El 24/IX/1905 se despidió en Madrid, donde había transcurrido casi toda su labor taurina. El 28/II/1906 murió víctima de una conmoción cerebral.

Fue un polifacético en sus actitudes taurinas y en otras, como actor y cantor de operetas. Gustó de la Ópera y sintió interés por mejorar el vestido de torear a caballo. Mejoró la «mona», diseñó una calzona holgada, con ojales, sin atar, para que pudiera rasgar y no ser arrastrado el picador en las cogidas; y utilizó unas chaquetillas cada vez más lujosas, con terciopelos ornadas con hilos de seda, menos pesadas, más flexibles y lujosas, devolviendo al picador la elegancia que otrora detentaban los varilargueros. Fue un gran picador y un hombre muy interesante, inquieto, emprendedor y muy seguro de si mismo.

ELEGANTE BADILA

CHALECO DE BADILA ORNADO CON OROS


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pica30-720x1024.jpg

30.- PEDRO ORTEGA MOLERO «EL RONCO»

Nació en San Pablo de los Montes. Toledo, el 19/X/1850, lugar situado junto al prado donde pastaban los toros de Veragua, lo que motivo su temprano interés por el mundo del toro. Comenzó a picar novillos sobre 1873 con sobrada habilidad, lo que permitió su debut en la plaza de Madrid en la 2ª novillada de la temporada de 29/VII1877. Su calidad es contrastada por «AGUJETA» y «BADILA», quienes se hacen valedores del toledano.

Al finalizar la temporada del 83 viajó a Méjico enrolado en la cuadrilla de MAZZANTINI. El 15/IX/1884 tomó la alternativa en Madrid de manos de MANUEL PÉREZ «EL SASTRE», en corrida de toros que mataron: «CURRITO», VALENTÍN MARTÍN y MAZZANTINI. Con MAZZANTINI hizo las temporadas de invierno en los años del 86/87 y 89/ 90, en las que viajó a La Habana y Montevideo, respectivamente.

Actuó en los cosos más importantes picando toros para los mejores: «LAGARTIJO», «FRASCUELO», PASTOR…, sin sentar cátedra con alguno de ellos. Tomó la senda de «el mal de la elegancia» que desarrollaron su jefe, D. LUIS y su maestro, «BADILA», abandonando la constancia, el esfuerzo y el trabajo, lo que motivó el ser olvidado por el público y la torería. En 1897 vivía de un humilde trabajo en el matadero de Madrid. Sus habilidades primeras devinieron en abulia, desinterés y vulgaridad. Picador de fuerte brazo y mala monta, según lo definieron sus coetáneos. «PERICO EL RONCO», pudo ser más afamado.


31.- EUGENIO FERNÁNDEZ «MANITAS»

Nació en Aranjuez, Madrid, el 15/XI/1853. Tras picar en novilladas menores se dice que picó en Madrid en 1877 (la «biblia» de Victor Pérez López no lo atestigua, por lo que…). La 1ª actuación en la plaza de Madrid la vemos en la 20ª novillada de la temporada del 78, que tuvo lugar el 30/VI. También actuó en las del 11 y 18/VIII y 1/IX.

Comenzó a picar toros en el 83 alternando con MIGUEL SALGUERO, y en el 84 ingresó en la cuadrilla de ÁNGEL PASTOR. En Madrid actuaba yendo libre contratado por el dueño de la cuadra de caballos, que confiaba en su destreza y cuidada defensa de los jacos. Su dominio de la montura y su sobriedad y eficiencia motivaron el aprecio de la afición madrileña. «MANITAS» murió en Aranjuez el 25/I/1890.


32.- RAFAEL CABALLERO «MATACÁN»

Nacido en Córdoba, aparece en los carteles de Sevilla en 1876 de la mano de MANUEL CALDERÓN, con el cual alternaría en Madrid el 11/VII/80 actuando como reserva y poniendo 9 varas a toros de Antonio Hernández, que fueron lidiados y muertos por la terna: «LAGARTIJO», «CURRITO» y MOLINA. Su última actuación en el coso madrileño fue en la corrida de toros del 2/V/1891.

En el año 1881 pica en tanda, y apenas se le conocen otras actuaciones de importancia, lo que nos hace pensar que no fue un picador destacado.


33.- JOSÉ SEVILLA

Nacido en Sevilla en el año 1824, hermano del gran picador que fuera FRANCISCO, inicio su carrera de picador desde muy pequeño, destacando enseguida. Tras su formación en plazas menores, se presentó en Madrid en 1845 para picar novillos. Posteriormente figuraría en los carteles madrileños dese 1846 hasta 1870.

La labor de SEVILLA fue muy festejada por los aficionados y considerada por los matadores, lo que motivó su presencia continuada en los ruedos trabajando para los mejores matadores. Víctima de una enajenación mental, puso fin a su vida tirándose desde un balcón al patio de la casa en que vivía, en la calle madrileña la Paloma.

34.- «MONDONGUILLA»

La única referencia que aparece en la Red sobre este picador es la que se refiere a la oferta de la colección de cajas de cerillas que motiva este trabajo. (Seguiremos indagando).


35.- JOAQUÍN RUBIO ROMERO «FORMALITO»

Nacido en Córdoba el 2/II/1866, comenzó su carrera como picador picando novillos en las plazas cordobesas a partir de 1886. Picó con diversos matadores, sobre todos con su paisano «ANTONIO DE DIOS MORENO «CONEJITO», con el que trabaja hasta la retirada de éste en 1908.

En Madrid se presentó el 24/VII/1892 picando a un novillo que le dio una cornada. Su última actuación en el coso madrileño fue 31 años después, el 30/IX/23, en que volvió a picar novillos con 67 tacos ya. Fue grande la presencia del cordobés en Madrid.

Picador fuerte, habilidoso en el castigo, buen jinete y pundonoroso, fue ejemplo de buen profesional. Tras una costalada que sufrió por la brusca embestida del novillo «Arguadentero», de la ganadería de Rafael Molina, le auxilió en el lance el matador MANUEL MARTÍNEZ «MANENE», quien gallardamente se llevo al burel rematando el quite con una larga cordobesa no debidamente recogida, lo que permitió al cornúpeto lanzar un derrote que alcanzó el vientre del torero el cual moriría 2 dos días después, el 26/XII/1888.


36.- JOSÉ BARROSO LILLO «EL ALBAÑIL»

Otro «ALBAÑIL» en la relación de picadores del XIX, que llegaron a 4. Éste se apodó primero como «EL MADRILEÑO», lo que supone que podemos pensar que nació en el Foro. La poca relevancia de su éxito en las artes taurinas lo demuestra el hecho de que en poco tiempo dejó la profesión de piquero para acogerse a la de su apodo, albañil.

Picó por primera en la plaza de Madrid el 6/III/1881, en la novillada de Bañuelos que mataron: «OSTIÓN», «MATEÍTO», «CUATRODEDOS» y «MESTIZO». La reseña del «Cossío» data la actuación del picador el día 20/II, pero este festejo fue suspendido por un temporal. Es lógico pensar que el dato fuera extraído del cartel (el nuestro lo ha sido de la «biblia» de Victor Pérez López).



37.- MANUEL MACIPE «CURRO»

Natural de Ariño, Teruel, donde nació el 6/X/1859. Comenzó a picar en los inicios como novillero de su paisano NICANOR VILLA «VILLITA», con el que se presentó en Madrid el 21/I/94. Tomó la alternativa en Madrid el 29/IX/95 (con 36 tacos), de manos de MANUEL PÉREZ «EL SASTRE», picando al toro «Baratero», de Miura. También su jefe de cuadrilla tomaba la alternativa ese día. MACIPE colocó al miureño dos varas y de ambas salió derribado, aunque su actuación fue elogiada ya que puso empeño y valor. Una nueva actuación en Madrid el 2/V/01, parece que fue la última en la capital.

Al retirarse «VILLITA» en 1906 optó por ir libre, aunque picó en muchas ocasiones con «ALGABEÑO». Su entorno de contratos fue el de Aragón, Navarra y Barcelona. Se le tuvo como picador serio, «corajudo» y fuerte; se le acusó de picar demasiado a menudo. Murió de repente en Zaragoza, el 26/XII/1915.


38.- MIGUEL SALGUERO «SARGUERO»

Nacido en Sevilla. Las noticias de este picador son equívocas, ya que no hemos encontrado confirmación de lo que de él se dice en el «Cossío»: no vemos su nombre en los festejos celebrados en Madrid durante 1878. La 1ª vez que actuó en Madrid fue en la corrida del 13/V/83. Tampoco podemos confirmar que picara en tanda en la plaza del Foro con EMILIO BARTOLESI el 8/VI/83, más que nada porque ese día no hubo toros en dicho coso. Sí hemos podido comprobar que toreó en tanda (por primera vez) con EUGENIO FERNÁNDEZ «MANITAS» el 9/IX/83, y que tuvo que pasar a la enfermería tras ser herido en la boca al poner su 1ª vara. El 7/X/83 repitió actuación, esta vez colocando 7 puyazos.

Toreó en la plaza de la carretera de Aragón durante las temporadas del 83, 84 y 85. Volvió a hacerlo en la del 88. Luego picó poco en las siguientes, hasta que actuó por última vez en la corrida del 15/X/93.

Parece ser que era un picador poco habilidoso y que actuó con buenas cuadrillas. Se alaba su fortaleza. Por cierto, el apodo de «SARGUERO» tan sólo lo hemos visto en el cromo.


39.- RAFAEL ALONSO BERTOLÍ «CHATO» (MANUEL)

Existieron otros 2 MANUEL ALONSO, uno que trabajó durante al 2ª mitad el siglo XVIII y otro que lo hizo sobre los años 50 del XIX y que bien podría ser el padre de este «CHATO». Quizás del 2º «heredó» RAFAEL el MANUEL con el que aparece en el cromo. Otro «CHATO» picador fue FEDERICO, hermano del que nos ocupa, y que tuvo bastante menos relevancia en su historia.

«CHATO» nació en Olvera, Cádiz, el 24/X/1862, y se trasladó con su familia a Sevilla aún siendo muy pequeño. Prestó servicios al picador MANUEL BASTÓN como conductor de carros y probador de caballos. El matador MANUEL DOMÍNGUEZ recomendó a BASTÓN que enseñara al muchacho las artes del buen picador, ya que vio en él dotes de buen jinete y de mucha valentía.

Se presentó en Sevilla en 1881 con 18 años para picar una novillada a las órdenes de «PACO EL DE LOS PEROS». Toreó el 5/X/84 en Cádiz picando los 3 primeros bureles de una novillada que toreaban, ANTONIO FUENTES, «BOCANEGRA» y «EL LAVI», acompañado por «CHELE» y «CASERO». Tras ser cogido pasó a la enfermería de la que salió con decisión a picar al 6º.

El 19/IX/86 picó en tanda en Madrid a las órdenes de «EL ESPARTERO», junto a «BADILA», llegando a poner 14 varas, aunque en la crónica no se destaca su actuación y sí la del tolosarra. Figuró en las mejores cuadrillas de su tiempo: «GALLO», «GUERRITA», MAZZANTINI, «ALGABEÑO» y MONTES. Una tarde triunfal para «EL CHATO» fue la del día de San Pedro del 87 (no del 83 de Cossío), en la que «LAGARTIJO», «CURRITO» y «GALLO» mataron 6 toros de Eduardo Ibarra que recibieron 41 puyazos, dieron 20 caídas y mataron 10 caballos. «EL CHATO» picó en tanda con JUAN PÉREZ y recetó 21 puyazos que merecieron el aplauso unánime del respetable.

En la temporada americana del 85/86 viajó a Montevideo con FERNANDO «EL GALLO». De allí pasó a La Habana con «GUERRITA». Desde el 87 al 90 picó con «EL GALLO», y luego pasó a la de MAZZANTINI para suplir a «BADILA», que se había retirado. Dicen que tomó la alternativa en Madrid el 23/VI/86 de manos de JOSÉ TRIGO, pero repasadas corrida a corrida desde el 85 al 88, no hemos visto que ambos coincidieran en el circo madrileño a excepción de en el festejo de 3/VII/87, en el que ambos pasaron a la enfermería: «EL CHATO» por recibir una coz en la cara; JOSÉ TRIGO por una lesión en el fémur. Como no fuera que en la enfermería se entregaran los papeles… Su última corrida en Madrid la picó 30/IX/1906.

«EL CHATO» fue un gran picador y muy valeroso. Hacía gala de su entrega y afición, como en aquella corrida en Barcelona del 1/IV/88 que salió despedido lejos tras un encuentro con un toro de Benjumea, entró a la enfermería y de ella salió cabreado porque quería seguir picando. Además era un hombre que se reía de sí mismo; decía estar orgulloso de ser tan feo, y aseguraba que no había nadie tan feo como él. Murió en 1910 con la razón perdida y con el cariño de los aficionados.


40.- MANUEL MORENO «BEAO»

En una escueta noticia se dice de este picador que era sevillano (creemos que cordobés), que picó con matadores importantes, sobre todo con «EL ESPARTERO» y con «EL ALGABEÑO». Nada más. Sin embargo, MANUEL MORENO debió ser un picador importante, quizás el hermano mayor de RAFAEL; ambos con el mismo apellido, con el mismo apodo. No queda claro lo que hicieron uno y otro.

En las corridas del 3, 8, 10, 17 y 29 de junio de 1888 aparece MANUEL MORENO picando en Madrid con «EL ESPARTERO». El 7/X/88 debuta en ella RAFAEL MORENO «BEAO» como picador de tanda. Aparentemente después de estas actuaciones reseñadas, decrecen las actuaciones de MANUEL, y comienza la sólida carrera de RAFAEL. Aunque la de MANUEL se prolonga hasta la corrida de 19/VIII/1903, mientras que la de RAFAEL termina en Madrid el 17/V/00.

RAFAEL nació en Córdoba el 15/X/1865. Tomó la alternativa en la corrida citada del 7/X/88, de manos de JOSÉ TRIGO en corrida que se corrieron toros de Miura (3) y de Torres Cortina (3), que mataron: «LAGARTIJO», «CARA ANCHA» y «GUERRITA». «BEAO» se incorporó a la cuadrilla de RAFAEL BEJARANO «TORERITO», con el que toreó con asiduidad.

En la corrida del 18/V/90, en la que toreaban «GUERRITA», «TORERITO» y «LAGARTIJILLO» toros de la Sra. Viuda de Barrionuevo, «BEAO» y FRANCISCO FUENTES realizaron la última suerte en tanda que se realizó en la plaza de Madrid. «BEAO» colocó 17 varas y FUENTES 19; los reservas sólo 2 y al paso. Esta suerte suponía que los actuantes, colocados a la puerta de chiqueros picaban a los toros por orden evitando ser descabalgados o perder su montura, ya que en ese caso serían los reservas los que continuarían la actuación. La crítica de la corrida indicó que ninguno de los toreros llegó a dar un natural… La exhibición de la tarde estaba en los de la vara de detener.

RAFAEL MORENO «BEAO» actuó a las órdenes de «LAGARTIJO» sustituyendo a JUAN «DE LOS GALLOS», y al retirarse el I Califa en el año 92 se incorporó a la cuadrilla de «GUERRITA», del que era cuñado, que lo tuvo de picador hasta su retirada, aunque en los dos últimos años iba de reserva. Las múltiples caídas y cogidas que sufrió mermaron mucho su integridad física. Al retirarse su matador se fue a vivir a Córdoba. Fue un picador fuerte y efectivo; cambió la eficiencia por el lucimiento (que no derrochó).


41.- MANUEL VIÑO «EL INGLÉS»

Picador sevillano que picó con su paisano EMILIO TORRES REYNA «BOMBITA» tras la alternativa de éste en 1893, realizando un trabajo serio y eficaz. Formó tanda con el gran «CIGARRÓN», y se retiró prácticamente a la vez que su matador en junio de 1904 en la plaza de Barcelona. Parece que fue uno de los mejores de su tiempo.

En Madrid aparece por primera vez picando la corrida del 7/VI/91, y es frecuente su presencia durante los años siguientes hasta el 16/V/II/99 en que actúa por última vez. Fue un picador efectivo y sin demasiada concesión al lucimiento.

Otro VIÑO, ANTONIO, con el apodo de «INGLÉS CHICO» aparece en el escalafón de picadores de la época, algo posterior, por lo que puede tratarse de un hijo de MANUEL o de su hermano menor. Se sabe del «CHICO» que picó con frecuencia con RAFAEL «EL GALLO», y que tuvo un grave percance en Méjico el 30/XII/1910, cuando manejando una pistola se le disparó involuntariamente causando la muerte de su compañero el banderillero ANTONIO SORIANO «MAERA CHICO».


42.- MIGUEL MELERO

Picador sevillano que trabajó en Sevilla en 1896. Nada se sabe de su trayectoria salvo que picó en la cuadrilla de FERNANDO HERRERO «CANTARITO», con el que pudo picar en Madrid el 13/VIII/99, aunque no hemos podido comprobarlo ya que hay veces que las crónicas de las novilladas se despachaban con un: «No destacó ninguno en varas», sin hacer figurar sus nombres. 

43.- JULIO VICENTE «CERRAJAS»

Natural de Zaragoza donde nació en 1861. Comenzó su deambular taurino como novillero y luego banderillero, apodándose «EL PORTUGUÉS». Inquieto el mozo pasó a torear a caballo apropiándose del apodo de su hermano RAIMUNDO, que fue novillero y puntillero, «CERRAJAS». Por fin encontró con la vara su verdadera vocación.

Fue picador duro y concienzudo. Picó novilladas en Aragón y Cataluña en sus principios. En 1898 se trasladó a Madrid, donde debutó en el 5/II/88 con el apodo de «EL PORTUGUÉS», como piquero libre, logrando actuar en muchos festejos al ser muy estimada su eficacia en aplicar el castigo preciso (algo duro, opinaban algunos). Lo vemos de nuevo en la corrida del 21/VII/91, ya como «CERRAJAS». Actuó con frecuencia en Madrid hasta la corrida del 4/VII/1909, que creemos fue la última actuación suya. Hay una intervención de un «CERRAJAS» la tarde del 25/VII/1925 que atribuimos a otro del mismo apodo, pues el «nuestro» ya había muerto…

El 25/VII/1909, toreando en Vallodolid, sufrió una cornada que se tornó en grave por deficiencia en los cuidados médicos, y estuvo apunto de morir por esa causa. Al año siguiente decidió retirarse, volvió a Zaragoza y se colocó en el matadero manos. Murió en 1914.

44.- MANUEL CRESPO DEL CASTILLO

Nació en Triana, Sevilla (lo 1º es lo 1º), el 18/I/1861. Precoz en la profesión comenzó a picar a los 15 años. A los 18 viajó a América para picar a las ordenes de JUAN RUIZ «LAGARTIJA». En 1881 toreó en Madrid, al menos los días 24/VII y 8/VIII; tenía 20 años. Torea los años siguientes hasta el año 87. Tras un lapso vuelve a frecuentar el coso capitalino en los años 90, 91 y 92. Y en la corrida del 17/VI/1900 se despide de Madrid tras casi 8 años de ausencia.

Trabajó con los mejores: «BOCANEGRA», HERMOSILLA, «CURRITO»…, y anduvo por libre hasta enrolarse en la cuadrilla de FERNANDO «EL GALLO», donde picó desde 1886 al 1890. Posteriormente pasó a formar parte de la cuadrilla de su pariente JOAQUÍN NAVARRO «QUINITO».

Fue un picador importante y eficaz. Desconocemos las circunstancias de su retirada.


45.- NICASIO SORIA

Natural de Madrid, comenzó sus andanzas taurinas como «monosabio» en la plaza madrileña. En 1889 debuta como reserva en las novilladas de Valladolid, y en 1890 lo hace en las celebradas en Madrid los días 9 y 23 de marzo etc., pues al ser un contratado por la empresa picó en la mayoría d los festejos menores que se dieron en la plaza. Fue asiduo picador en Madrid hasta el año 98 en el que pica la 3ª y última corrida de abono el 19/III/98.

En 1892 se incorpora a la cuadrilla de JULIO APARICI «FABRILO» con permiso para torear libre cuando no actúe el matador, y con él permanece hasta el trágico final del infortunado valenciano el 30/V/97. Su primera actuación en tanda en Madrid fue el 25/IX/1892 con el gran «AGUJETAS», formando parte de la cuadrilla de «FABRILO» que mató toros de Solís alternando con «LAGARTIJO» y «EL ESPARTERO».

Picador muy querido por la afición madrileña, picó con MAZZANTINI principalmente; también con «GUERRITA». Tuvo varios y no graves percances, y picó con asiduidad siempre con los mejores. Su calidad debe ser destacada y su nombre considerado como uno de los buenos picadores del siglo XIX. Una rara enfermedad se lo llevó al finiquitar el siglo.


46.- FRANCISCO CODES Y MUSULÉN «MELONES«

Natural de Gea de Albarracín, Teruel, donde nació el 19/XII/1872. Sus hermanos JOSÉ (15/III/77) y ANTONIO (5/VI/88) fueron también picadores, si bien el 2º nació en Madrid tras trasladarse la familia a la capital. FRANCISCO trabajó en el matadero y trabó amistad con el mundo del toro, además acudía a menudo a la taberna de su tío en la que se reunían un tal «LAGARTIJO» con «FRASCUELO».

Tras cumplir con el servicio militar se presentó en Madrid como picador el 8/IX/93 (no el 18/II/1893, que dice Cossío; ese día no hubo novillada, sï el 19), picando con «FORMALITO» una novillada de Enrique Salamanca que mataron JUAN GÓMEZ «LESACA», EMILIO TORRES «BOMBITA» y FRANCISCO SORIANO «MAERA». Posteriormente se enroló en la cuadrilla de JUAN RUIZ «LAGARTIJA», en la que permaneció hasta la corrida de Valladolid en la que se produjo una importante lesión ósea tras un batacazo.

Llegó a picar con «LAGARTIJO», del que fue cuñado por casarse con una de las hermanas del cordobés. También trabajó con «REVERTE», MAZZANTINI (1903/4), «FABRILO», VICENTE PASTOR y RAFAEL «EL GALLO». Fue un picador fuerte y decidido; conocedor de todas las suertes de la lidia en varas. Murió en Córdoba el año 1919.


47.- MANUEL RODRÍGUEZ «CANTARES»

Nació en Sevilla entre 1864 y 1866. Tras su formación como piconero marcho a América donde actuó durante varios años. A su regreso se enroló en la cuadrilla de «GUERRITA». Su debut en Madrid no lo hemos visto hasta la 18ª corrida de abono dada el 5/X/90, por lo que deducimos que no existió la actuación del 14/X/89 que nos dice Cossío, entre otras cosas porque ese día no hubo corrida alguna. A partir de la 18ª de abono citada, «CANTARES» trabajó en todas las del abono de dicho año: en ninguna de ellas coincidió con FCO. COCA, con el que se le atribuye una actuación en tanda.

En el año 91 entró en la cuadrilla de MAZZANTINI, y de ella pasó a la de «EL ESPARTERO» al año siguiente., donde permaneció hasta el 27/V/94, día de la muerte de éste. En esa corrida «CANTARES» picó a «PERDIGÓN», miura que se llevó a «MAOLILLO». Los 6 toros recibieron un total de 35 puyazos, dieron 19 caídas y dejaron para el arrastre 13 caballos.

«CANTARES» ingresó luego en la cuadrilla de ANTONIO FUENTES, y en ella estuvo hasta su retirada en 1911. Fue un picador conocedor de su oficio, valiente y eficaz. Como persona era bondadoso y afable. Murió en Sevilla el 3/IV/1925.


48.- JOSÉ FERNÁNDEZ SANTILLANA «EL LARGO»

Picador nacido en Aranjuez, hermano de los también piconeros SALUSTIANO y MANUEL, apodados éstos «LOS CHANOS». Actuó por 1ª vez en Madrid el 12/XI/1888 en la corrida homenaje que se le dio a RAFAEL SÁNCHEZ «BEBE», y lo hizo en tanda con JOSÉ CALDERÓN, que sólo pudo dar 2 puyazos, mientras que nuestro debutante dio 26 y fue muy aplaudido.

Luego ingresó como picador en la cuadrilla de MAZZANTINI, en la que estuvo hasta la retirada del matador en febrero del 1905, motivada por la muerte de su esposa. Ese mismo año trabajó con «BONARILLO» hasta que al final de temporada el matador marcha a América. Una lesión que se produjo en la pierna en una costalada que cobró picando en Paris, le hizo adelantar su retirada.

Sin ser un picador excepcional «EL LARGO» fue técnicamente dotado y muy valiente. Murió en Madri en 1935.


49.- ANDRÉS CASTAÑO BECERRA «CIGARRÓN»

Nacido en Jerez de la Frontera el 2/XII/1863, comenzó a picar muy joven formando parte de las cuadrillas de los «Niños Sevillanos» «FAICO» y «MINUTO». Tras estos comienzos se enroló en el equipo de MIGUEL BÁEZ QUINTERO «LITRI», con el que picó hasta su incorporación en la cuadrilla de RICARDO TORRES «BOMBITA», con el que trabajó hasta su retirada.

Se presentó en Sevilla el 29/IX/1893 picando al toro «Cachinito», qu estoqueó «EL ESPARTERO», y al año siguiente debutó en Madrid en una corrida de José Antonio Adalid que estoquearon » GUERRITA», FUENTES y EMILIO TORRES REYNA «BOMBITA». Con este último matador trabajó «CIGARRÓN» hasta su muerte. Picando en San Sebastián el 19/VIII/1901 un toro de Saltillo llamado «Naranjito» le dio un tumbo echándose el caballo encima. La perilla de la montura le produjo una lesión intestinal de la que sobrevino una peritonitis que se llevó al jerezano a los 2 días.

Fue «CIGARRÓN» un picador eficiente, pero con poca emotividad, quizás por una cierta apatía de su carácter. Sus indudables virtudes como picador no llegó a expresarlas debidamente.


50.- GERVASIO RUIPÉREZ FERNÁNDEZ «TRESCALÉS»

Nació en Madrid el 18/VIII/1858. Tras trabajar como carpintero se incorporó al equipo del responsable de la cuadra de caballos de la plaza de Madrid. En seguida le picó la afición de piquero y comenzó a adiestrarse en el oficio. Comienza su andadura «piquera» en el año 1884 picando novillos, fue con GABRIEL LÓPEZ «MATEITO» con frecuencia.

No lo hemos visto en la plaza de Madrid hasta la novillada del 8/IX/1886. En el 88 viajó con «PUNTERET» a Montevideo. Luego fue con «MANCHEGUITO» Y «VALLADOLID». El 2/X/1890 tomó la alternativa en Madrid en la 17ª corrida del abono del año 90, de manos del gran «BADILA», picando los toros de la marquesa viuda de Saltillo en corrida lidiada por «GALLO», MAZZANTINI y «GUERRITA».

Picó en libertad hasta el año 94 que trabajó en la cuadrilla de «LAGARTIJILLO», y luego en la del sobrino de éste «LAGARTIJA». Murió en 1913. Se le juzgó como picador duro, a veces picaba con demasiada dureza, y no destacó en demasía.


51.- SALUSTIANO FERNÁNDEZ SANTILLANA «EL CHANO»

Hermano de JOSÉ «EL LARGO» y de MANUEL «CHANITO», todos de Aranjuez, Madrid, heredó la afición de su hermano mayor por el mundo del toreo, pero en el caso de SALUSTIANO primó la muleta sobre la vara en primeras instancias. Alternó por primera vez en Madrid el 22/V/90, tras figurar alguna vez como reserva.

Inquieto el mozo probó de nuevo con la muleta interviniendo en una corrida mixta que se dio en Madrid el 13/VIII/93, en la que actuó «FRASCUELO», que mató 2 toros, y «BEBE CHICO» y»EL CHANO», que mataron novillos. La actuación del arancetano fue: breve en su 1º y muy mal en el 6º, lo que le aconsejó volver a trabajar con la pica.

Picó con MAZZANTINI, «LAGARTIJILLO CHICO», RICARDO «BOMBITA», LUIS FREG, RAFAEL «GALLITO», BELMONTE, «ARMILLITA» y «VALENCIA II». Una carrera intensa y extensa, como correspondía a un picador valiente, con amplio conocimiento de su profesión, que además fue clásico y hábil en la aplicación del castigo.


52.- JOSÉ AGUILAR VILLARÍN «CARRILES»

Nació en Sevilla. Se enroló en la cuadrilla de «CARA ANCHA», si bien no le hemos visto anunciado en las 3 corridas que toreó el algecireño en Madrid durante el año 92, ni en la del 91 (no lo hizo el 90). En 1893 se incorporó a la de ANTONIO FUENTES, y a pesar de que Cossío dice que «CARRILES» estuvo picando en la corrida de la alternativa de FUENTES, no lo hemos visto anunciado en las reseñas de la fecha..

Aunque fue un aguerrido y fácil jinete, y un picador que medía y aplicaba el justo castigo a los morlacos, aceptó un puesto como encargado de la finca «La Coronela» que poseía su matador FUENTES, que supongo que no vería en el piquero la afición y la eficiencia necesaria para que siguiera ahormándole sus toros.


53.- MANUEL AGUILAR VILLARÍN «CARRILES»

Hermano de JOSÉ «CARRILES», nació en Tres Palacios, Sevilla (pensamos que también nacería allí JOSÉ, tildado de «sevillano» por sus biógrafos), el 4/I/1874. Cursó estudios de primera enseñanza, y enseguida le entró la afición por la pica al ver actuar a su hermano JOSÉ (lo que nos hace pensar que sería menor que éste).

A los 17 años comienza sus carrera de picador y lo hace en la cuadrilla de FRANCISCO GONZÁLEZ Y RUIZ «FAÍCO», cuando éste era aún novillero. Parece que también picó con «CARA ANCHA» alternado con su hermano hasta la retirada del matador en 1894. En el 95 se incorpora en las filas de JOSÉ GARCÍA «ALGABEÑO», tras la alternativa de éste en septiembre de dicho año.

En el 96 forma parte de la cuadrilla de ANTONIO FUENTES en la que pica junto a su hermano JOSÉ, y en ella permanece hasta 1908, año en la que se enrola en la FRANCISCO MARTÍN VÁZQUEZ. Muy solicitados sus servicios va con RAFAEL GONZÁLEZ «MACHAQUITO» en 1910; con RAFAEL «GALLITO» en el 11. Con JOSÉ GÓMEZ ORTEGA comienza en el 12 y con el trabaja hasta la muerte del GRANDE en Talavera de la Reyna el 16/V/1920.

Tras el golpe que le produjo la muerte de «JOSELITO», MANUEL se retiró a su pueblo en el que regentó una tienda de comestibles y vinos. Pero el «gusanillo» venció a la pena y regresa a los ruedos en el 93 de la mano de MANUEL GARCÍA «MAERA», con el que estuvo hasta que el matador murió en el 94.

Picó luego sin cuadrilla fija hasta que en el 29 se incorporó a la de MANUEL MEJÍAS «BIENVENIDA». Siguió picando hasta 1932. Fue un picador muy capaz, elegante y buen caballista. Lucía arte y eficacia, lo que le supuso la admiración de profesionales y aficionados. El SR. MANUEL fue uno de los maestro piconeros de la época.

54.- LORENZO LILLO ALEMANY «PINCHE»

Nació en Valdepeñas, Ciudad Real, el 8/V/73. Viajo a Madrid para trabajar como «pinche» en una bodega, y de ello le vino el apodo con el que se anunció en los carteles taurinos. Participó en festejos menores y en capeas a partir del 1896. Amigo del contratista de caballos de la plaza madrileña comenzó a picar en ella, normalmente en novilladas; apenas lo hizo en corridas de toros.

Lo hemos visto en el cartel de la plaza de Madrid en la corrida del 2/V/99, la de la confirmación de alternativa del francés FELIX ROBERT. También una veintena de veces desde su 1ª novillada de 5/VII/96 a la última corrida de toros de 13/V/1906. Carente de la afición necesaria y conocedor y amante de la enología, puso una taberna en la calle Mesón de Paredes de Madrid, y allí promocionó un vermut que llevaba su nombre. La poca afición y ausencia de la dedicación necesaria impidieron que un picador como él capaz, valiente y habilidoso alcanzara cotas de relevancia en el mundo de los piqueros.


55.- ANTONIO BEJARANO Y MILLÁN «PEGOTE»

Nació en Córdoba el 27/X/1863 en una familia de amplia dedicación taurina, con padre, hermano y parientes toreros. De constitución fuerte y de hábil monta, se decidió por la profesión de picador, comenzando su trabajo desde muy joven picando en festejos menores celebrados en Córdoba y su provincia. En sus comienzos recibió la ayuda del matador «BOCANEGRA» y las enseñanzas del gran picador JOSÉ CALDERÓN Y DÍAZ «DIENTES», único de los 4 CALDERÓN que no figura en este listado, a pesar de que fue un picador asiduo en Madrid, conde picó más de 15 temporadas.

Trabajó con «LAGARTIJO» y con «GUERRITA», cuando el gran RAFAEL era novillero. Con él se presentó en Madrid en la novillada del 27/II/87, y picó su primer novillo en el For de nombre «Saltador», de Antonio Hernández. Picó en la corrida del 3/VIII/87 en la que MANUEL CALDERÓN le dio la alternativa, y recetó a los buriles del conde de la Patilla 20 puyazos con los que la crítica destacó su buen debut como picador en corridas de toros.

El día 29 de/IX/87 picó en tanda con FRANCISCO FUENTES en la corrida en que «GUERRITA» tomaba la alternativa en Madrid, y tuvo el honor de hacerlo al toro de la efemerides, un ejemplar de Francisco Gallardo de nombre «Arreito», único del sexteto con ese hierro ya que los otros 5 fueron de Juan Vázquez. La corrida fue un mano a mano con su paisano «LAGARTIJO».

Viajó a La Habana a final del 87 con «GUERRITA», ya considerado como uno d ellos buenos picadores de la época. El 26/XII/88 se celebró en Córdoba un festejo mixto en el que fue herido «GUERRITA»; el 4º toro, de la ganadería de «LAGARTIJO» llamado «Aguardientero», corneó gravemente a MANUEL MARTÍNEZ DITERLET «MANENE» produciéndole una herida que entró por el muslo y alcanzó la vejiga, a causa de la cual falleció dos días después. «PEGOTE» tuvo que matar muleta y estoque en mano uno de los toros de la corrida ya que todos los matadores habían ingresado en la enfermería.

Un picador muy capaz y dotado que picó mucho y bien en la cuadrilla del mejor torero de la época. Recibió muchas ovaciones en la plaza de Madrid, una de ellas el 29/X/91 tras colocarle 4 enormes puyazos al toro «Molinero», de Miura. En Bilbao es herido en un ojo por el toro «Rabituerto», también de Miura. En el 93 una cornada en la mano del toro «Gitano» De Vicente Martínez. En el 96 un costalazo fuerte en Valladolid que le produjo una grave conmoción…

Estos años sufre problemas de salud, queda taciturno y triste, se recupera y vuelve a su abstracción. Ingresó varias veces en un manicomio y al fin murió el 2/II/99, Fue un picador excepcional, al que se le alabó su reposado señorío. Fue de los picadores que cogió más corto el palo y demostró que así, manejando con mesura la mano izquierda y con mucha fuerza la derecha se podía echar muchos toros por delante. Fue, sin duda, el picador que mejor «largó» a los toros.


56.- ÁNGEL HERRERO «EL GRANDE»

Pocos datos sobre este picador. Dice Cossío que figuró en la cuadrilla de ENRIQUE VARGAS «MINUTO» en la corrida extraordinaria del Centenario del Descubrimiento, pero repasado los datos observamos que en la única corrida que intervino en ese año «MINUTO» fue en la extraordinaria del 17/V/92, en la cual confirmó alternativa lidiando toros de Dª. Celsa Fontfrede, junto a «LAGARTIJO» y «EL ESPARTERO»; y en esa corrida no picó ÁNGEL HERRERO, al menos no figura en cartel ni en la crónica.

Debutó en Madrid el 12/XI/1892, y picó en el Foro unas 25 tardes desde esa fecha a la del 19/IX/1909 en que lo hizo por última vez. Figuró en la cuadrilla de ANTONIO OLMEDO VALENTÍN, y a partir de 1900 estuvo toreando con JOSÉ RODRÍGUEZ «BEBE CHICO».


57.- JOSÉ ARANA MOLINA «AGUSTÍN MOLINA»

Nació en Córdoba el 5/IV/1865. El 17/VI/87 aparece por primera vez en los carteles, picando en una novillada celebrada en Cabra, Córdoba, junto a «GUERRITA», días antes de que tomara la alternativa el II Califa, y «EL ESPARTERO». Durante la temporada americana trabajó con su paisano en Cuba; también picó con «CURRITO» y HERMOSILLA en las Américas. Había salido de España por problemas íntimos (desconocidos) y se encontraba en La Habana cuando fueron a torear allí los matadores citados. «PEGOTE», picador de «GUERRITA» había tenido un serio percance y el gran cordobés pidió a ARANA que lo supliera. ARANA picó todas las corridas con las ropas de «PEGOTE», del que ya dijimos que era alto y fornido (al suplente le venía grande la vestimenta forzada).

En una corrida que tuvo lugar en La Habana el 1/I/88, el toro «Boticario», de Saltillo, le propinó una fuerte herida en el cuello al gran «GUERRITA», que había acudido presto a hacerle un quite a su picador caído. De regreso a España comenzó a picar novilladas en 1890, incluso en la plaza de Madrid, donde la influencia de su protector, paisano y amigo consiguió enrolarlo.

El 21/IX/90 picó en Madrid por 1ª vez en corrida de toros, en una extraordinaria que lidiaron FERNANDO «EL GALLO» y «GUERRITA», mano a mano, con toros de Juan Antonio Mazpule. (Fue el 21, no el 17 de Cossío). Acompañó de «plantilla» a «TORERITO» cuando no tenía que estar como reserva de su amigo y protector «EL GUERRA». Tras un grave incidente entre «GUERRITA» y su picador «CHANO», del que ambos salieron descalabrado, el 3/V/93 pasó ARANA a picar fijo con su paisano. Con él picó las 5 corridas de la despedida de «LAGARTIJO» de 1893, incluso lo hizo al último toro que mató en su vida el I Califa, un «veragua» llamado «Pandereta.

Trabajó también con «REVERTE», «LITRI» y «JARANA», siempre limitada su libertad a las disposiciones que dictase «GUERRITA», al cual dedicó su fidelidad. Fue un picador valiente, habilidoso y fuerte, y aunque no tuvo la calidad de los primeros del escalafón, sí debe ser recordado como uno de los más efectivos e importantes de su época.


58.- MANUEL DE LA HABA BEJARANO «ZURITO»

Nació en Córdoba el 6/X/1868. Su padre era «conocedor» en la ganadería de Rafael José Barbero, de lo cual devino su afición al toreo. Muy joven decidió ser picador, debutando en la antigua plaza de «Los Tejares» el 25/VII/84, con apenas 15 años (¿?). Anduvo por las plazas menores cordobesas picando con sus paisanos novilleros, hasta que el 28/VIII/92 se presenta en Madrid de la mano de JOSÉ RODRÍGUEZ «BEBE CHICO», que alternó con «MANENE» y «TARAVILLA», resultando su actuación muy aplaudida en una tarde en que los toros de Manuel Bañuelos recibieron 44 varas.

Al destacar en Madrid, es fichado por ANTONIO FUENTES para la temporada del 93, pero debido a la enfermedad de «PEGOTE» y a la paliza que se dieron «GUERRITA» y «CHANO», el cordobés reclama su colaboración en mayo de dicho año, como hiciera con la de ARANA. En la cuadrilla de «GUERRITA» figuró «ZURITO» hasta la retirada del maestro en 1899.

Trabajó en 1900 con «ALGABEÑO» y en el 01 con «CONEJITO», con los que dictó una lección continuada de buen hacer por seriedad y eficiencia. En 1902 empieza a picar con RAFAEL GONZÁLEZ «MACHAQUITO», haciéndolo en Madrid el 6/IV, si bien no sería hasta dos meses después cuando lo hace con asiduidad como «fijo de plantilla» del gran estoqueador cordobés, y con él estuvo hasta 1912.

A partir de esa fecha empezó a torear menos; lo hizo con «MANOLETE» durante los años 12 y 13, y en el 14 picó con «CURRO POSADA». Los muchos golpes que sufrió durante su luenga carrera, casi 30 años, mermaron sus facultades, y su ánimo, si bien dejó en los públicos un sello indeleble por su forma de citar e irse al toro, y por el cómo hería y largaba con mesura y arte. Murió en Córdoba el 18/VII/1936.


59.- JOSÉ COITO «CHARPA» (o Coyto)

Picador sevillano, sobrino del «CHARPA» ya reflejado en este estudio. Dicen sus «biógrafos» que picó por 1ª en Madrid el 117IX/1877 (Cossío y otros), pero no lo hemos visto en nuestras múltiples informaciones, cosa lógica, porque ese día no hubo festejo alguno en la plaza del Foro. Dicen que actuó en la corrida de la Beneficencia de 1890 en tanda con JOSÉ LÓPEZ «MELILLA», pero ninguno de ellos figuró en los carteles de ese día…

Sí actuó en Madrid en la 15ª del abono el 15/X/93, en la que torearon «GUERRITA», «BONARILLO» y «REVERTE», y en ésta sí alternó con «MELILLA». Cuentan que picó a las órdenes de JOSÉ CENTENO en la corrida patriótica del 12/V/98, pero ni siquiera el matador aludido figuró en los carteles de ese día, a pesar de que hubo 10 matadores.

Es pues un picador que pasó sin pena ni gloria por la profesión, y que se significó, exclusivamente por ser sobrino de JOAQUÍN COYTO (no nieto).


60.- CIPRIANO MORENO y MORENO

Nació en Ciruelos, Toledo, el 13/IX/1866. Aparece en carteles a partir de 1890 contratado por toreros importantes. Con el que más picó fue con DOMINGO GONZÁLEZ DEL CAMPO «DOMINGUÍN» al que acompaño hasta la muerte de éste. Después trabajó con ANTONIO BOTO «REGATERÍN», y más tarde con RAFAEL GÓMEZ «GALLITO».

A pesar de ser un picador de estatura baja, se apreció mucho su trabajo por su mucha habilidad y afición. Conocía muy bien a los toros tras verlos, y les aplicaba el castigo justo con majeza. Fue un picador que gozó de la aprobación de los profesionales y de la admiración del aficionado.


61.- FRUTOS DÍAZ «FORTUNA»

Nacido en Madrid, comenzó a picar de la capital y luego en corridas de provincias (como todos, claro), siempre sin cuadrilla fija. En la plaza de Madrid toreó por primera vez en tanda el 2/IV/83, en corrida de la Sra. Viuda de López Navarro que mataron mano a mano MAZZANTINI y «GUERRITA», demostrando gran voluntad.

Desde 1895 a 1900 toreó con ENRIQUE VARGAS «MINUTO». Parece ser que siempre trabajó con buenos matadores, aunque sin otra continuidad que la indicada. Viajó en 2 ocasiones a América. Se destacaron sus virtudes de buen jinete, elegante porte y mucha afición, amén de la tenacidad de la que hacía gala cuando la ocasión lo requería.



62.- ANTONIO RAMÍREZ «MEMENTO

Parece que nació en el pueblo sevillano de Salteras, si bien sus comienzos como picador lo sitúan en Cataluña y Aragón, allá por 1889. Una desafortunada y grave cornada en el pie derecho al calar el pitón el estribo lo dejó ostensiblemente cojo. Tras la larga cura de su pie trabajó en novilladas de Aragón, la mayoría de las veces desinteresadamente. Para su despedida (tras una corta y leve carrera como picador), se organizó una becerra en la que él mismo pico.

Su vida civil fue curiosa y poliédrica. Escribió obras de teatro, fue policía, investigador privado ( donde adquirió notoriedad al actuar en sucesos de índole terrorista) y agente comercial en el campo de la alimentación, principalmente en vinos. Por todo ese currículo se le recuerda más que por sus «hazañas» taurinas. Se retiró a Salteras donde falleció en febrero de 1925.



63.- JUAN LÓPEZ «EL TIGRE»

Nació en Lucena, Córdoba, en el último lustro del siglo XIX, concretamente el 29/XII/1896. El apodo lo heredó de su abuelo y de su padre. En 1917 picó en Córdoba y luego lo hizo por libre sin cuadrilla fija hasta 1920, año en que se acopla con los hermanos «NACIONAL» I y II, y debuta en Madrid. El año 22 acompañó a «CAMARÁ», del 23 al 25 fue con «FACULTADES».

El 21/VI/25 tuvo un sonado éxito picando una corrida de Pablo Romero que mataron «NACIONAL», JOSELITO MARTÍN, que confirmaba alternativa, y «ZURITO». Las temporadas del 1925 y de 1926 fue con «VALENCIA II»; después con MARTÍN AGÜERO y HERIBERTO GARCÍA. Tuvo fama de «agarrarse» muy bien con los toros y de picar con mucha eficacia.


64.- ANTONIO CHAMORRO

Enigmático picador cuya historia debe estar oculta con un sobre nombre u otro primer apellido. El apodo de «CHAMORRO» fue muy popular entre una saga de picadores de La Algaba, Sevilla, que lo usaron en los últimos lustros del siglo XVIII y principios del XIX; JUAN MOLINA «CHAMORRO» lo hizo durante los años 1783/94. Nos recuerda DAZA que un CHAMORRO picó en el 2º tercio del XVIII, y que era de La Algaba.

Otro «CHAMORRO», fue JOSÉ ORTIZ «CHAMORRO». Hemos mirado en nuestra biblioteca sin éxito, lo que nos hace pensar en que el texto del cromo está falto de información vital para encontrar a nuestro picador.


65.- EMILIO DE SALES «LUIS SALES CARLOMAGNO»

Picador de toros que actuaba principalmente en las plazas de Barcelona, donde su presencia fue habitual en la última década del XIX y la 1ª del siglo XX, dada la amistad que tenía su familia con el contratista de caballos de dicha plaza. El día 4/VIII/95 picó en Madrid una novillada de Pérez de la Concha que lidiaron: «MANCHAO», «PEPE HILLO» y «GORETE». Este festejo fue en el único que intervino.

Su nombre aparece en el cartel de la corrida denominada «de los Reyes» dada el 25/X/1908, que lidiaron: «GUERRERITO», «BOMBITA» y «COCHERITO DE BILBAO». En esta corrida resultó herido y pasó a la enfermería después de mantener competencia con «ZURITO». Se retiró en 1912.


66.- JUAN GALLARDO «PUERTO»

Natural de El Puerto de Santa María, ciudad de la que utilizó el gentilicio como apodo. Comenzó por el sur de Andalucía a picar novillos en los años 90. A partir del 95 se trasladó a Madrid a continuar su profesión, sin cuadrilla fija. Aparece por primera vez en los carteles de la plaza de Madrid en la novillada del 26/II/1996, picando toros de Veragua lidiados por: «VILLAVERDE», JOSEÍTO» y «PEPE HILLO».

Desde Madrid se trasladó a Barcelona , sin cuadrilla fija, y allí picó sin demasiada asiduidad dado su reconocido mal carácter, a causa del cual murió tras enredarse en una pelea a navajas. Fue un picador capaz «que pudo haber sido y no fue» un renombrado piquero.

67.- PEDRO TALAVERA «RIZAO»

Picador de novillos que actuó principalmente en las novilladas que se daban en Barcelona a finales del XIX. También fue empleado del contratista de caballos de la plaza catalana, lo que posibilitó su presencia en junto a los del castoreño, quizá como sustituto en las ausencias de los profesionales. Cuando se construyó la plaza de Las Arenas en 1900 pasó a ocupar el puesto de maestro de puyas, donde permaneció hasta su muerte en 1904.


68.- MANUEL DEL PINO «DEL CAMPO MONERRI»

Cordobés nacido el 9/VIII/1875. Comenzó a ser conocido tras trabajar en Madrid en 1900. Lo hizo el 24/V y el 28/VIII, siendo muy destacada su actuación en ambas novilladas. La siguiente tarde fue menos exitosa , la del 9/IX de dicho año, ya que tuvo que pasar por la enfermería. «MONERRI» picó en la plaza madrileña en más de 50 tardes.

«COHERITO DE BILBAO» lo llevó en su cuadrillas hasta 1905. Luego trabajó por libre, casi siempre en Madrid, hasta que en 1910 «RELAMPAGUITO» lo lleva en su grupo hasta 1915, año en que pasa a la de «CELITA». Fue un picador serio y eficaz; muy valiente y fornido.

69.- JOSÉ ESCOBAR TRIGO «COLITA»

Creemos que el cromo se refiere al picador ESCOBAR TRIGO, nacido en Campillos, Málaga, en el 1885. Este «COLITA» picó en Madrid en una novillada el 19/VIII/1906. Sólo lo hemos visto en esta ocasión en la plaza de la capital.

Otro ESCOBAR, este DÍAZ, también apodado «COLITA», fue un picador nacido en Cartagena, Murcia, el 30/III/1872, que también pudiera ser el del retrato. Éste no llegó a torear en Madrid, aunque fue asiduo picador en la de Barcelona, donde tuvo su nombrecito. Su vida taurina feneció sobre el año 15, y la civil se le acabó en 1933.

Otro «COLITA» fue ENRIQUE UCETA, asiduo en la plaza de Madrid, donde actuó en 7 ocasiones antes de comenzar el siglo XX.


70.– RAMÓN SÁNCHEZ «POSTIGO»

Picador de finales del XIX que trabajó con frecuencia en Barcelona. Tuvo la mala suerte de enfrentarse a un sector de la afición que llegó a criticarle todo, lo que mermó sus posibilidades de ascenso en la profesión. De una novillada celebrada en Barcelona el 19/III/99, nos cuenta el cronista Juan Franco del Río: «No es aceptable el comportamiento de una parte del público que tarde tras tarde se viene metiendo con saña con RAMÓN POSTIGO, siendo injusto el que lo insulten aún antes de comenzar su labor». Franco alabó el trabajo realizado por el piconero esa tarde picando al 5º toro.

Deducimos de la crítica transcrita que «POSTIGO» picó mucho en Barcelona, lo que nos indica ese : «… tarde tras tarde…». Puede que se perdiera un buen picador, del que se decía que era fuerte y muy buen caballista.


71.- TEODORO AMARÉ DURÁN

Picador natural de Barcelona, nacido el 5/IX/63. Su primera actuación como profesional la realizó en Sabadell, Barcelona, el 14/IX/84. Su labor se desarrolló principalmente en tierras catalanas. En el año 1885 viajó a Caracas y picó allí durante aquellas temporada. Picador inquieto y vehemente deslucía las suertes por su precipitación, a pesar de estar bien capacitado para la profesión.


72.- RAMÓN CASTELLÓN

Posiblemente corresponda el cromo a un picador castellonense de poca nombradía cuyo apodo cubrió su apellido para la localización. No he encontrado nada sobre el mozo. Aunque dada la selección del que formó la colección pudiera ser que fuera también catalán, pues parece que al final de la misma insertó piconeros mediterráneos de no demasiada proyección.


73.- BERNARDO PARDAL Y FERNÁNDEZ «BOMBA»

Nació en Madrid el 2/VIII/1870. De muy joven se apodaba «EL NIÑO», y con dicho apodo aparece la 1ª vez que torea en Madrid, 5/II/88, aunque su debut lo sitúa Cossío en la becerrada del 15/VIII/87 que lidiaron las cuadrillas de Niños Sevillanos «FAÍCO» y «MINUTO», en la que los mozos, de 16 y 13 años respectivamente, salieron vestidos con «trajes de época».

Picó en 16 ocasiones en la plaza de Madrid, y en las crónicas alterno el apodo de «EL NIÑO» con el de «EL BOMBA», y otras con su nombre y apellido. Su última actuación en Madrid fue el 1/VII/00, y fue ya como «BOMBA», picando novillos de Pablo Romero, que mataron «RIVERITO», «VALENTÍN y «SALERI», y el cronista destacó su actuación.

Picó casi siempre sin matador fijo, y así se fue a Lima en 1900, donde fijó su residencia como contratista de caballos de la plaza de Acho, profesión que alternaba con la de picador trabajando con picadores españoles, tales como MAZZANTINI.


74.- RAFAEL AGUILAR

Picador sevillano que debutó en Madrid el 5/V/1896 yendo a las órdenes de GAVIRA, en una novillada en que se lidiaron toros de Miura, en la que completaron la terna, «PARRAO» y DOMINGO DEL CAMPO «DOMINGUÍN». Volvió a picar en Madrid con FRANCISCO PIÑERO GAVIRA el 5/VII, el 22/VII, etc.

Siempre estuvo en la cuadrilla de GAVIRA, por lo que pico en Madrid la mayoría de las más de 50 tardes que toreó el novillero en la plaza de la capital. GAVIRA tomó la alternativa en Murcia en el 95, pero por unos líos de antigüedad y por la crudeza de su carácter renunció a ella y nunca toreo en Madrid como matador de toros.

RAFAEL AGUILAR estuvo con GAVIRA hasta el día en que el novillero de Carmona murió como consecuencia de un disparo que le propinó un policía al que había quitado el chuzo, con él lo agredió. Fue el altercado en la calle del Príncipe de Madrid, el día 20/I/98, y 6 días después murió GAVIRA. A partir de esa fecha AGUILAR toreó con FÉLIX VELASCO DÍAZ, y dejó la profesión cuando éste se cortó la coleta en 1901.


75.- «GALGUITO»

No hemos encontrado ninguna actuación de piconero alguno con este apodo. Desde luego en Madrid no actuó. Quedamos a la espera de ayuda por parte de los asiduos a este blog, que tanto me ayudan en la rectificación de mis errores y en la iluminación de mis deficiencias.


Acabado, pero no completo y exacto, este trabajo queda abierto a inclusiones y rectificaciones que iremos incorporando a medida que nos sean facilitadas por los amables lectores de este blog sobre la Suerte de varas.

En esto momento de aislamiento por la acechanza de ese virus maldito que nos acorrala, hoy martes 24 de marzo del 2020 incorporamos a: lasuertedevaras.es, esta entrada con la ilusión de que pueda aportar entretenimiento a los amantes de nuestra querida suerte de picar, la primera suerte de la corrida, origen y principio de ella.

Site Footer

Sliding Sidebar

José María Moreno Bermejo

José María Moreno Bermejo

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dolore magna aliquyam erat, sed diam voluptua. At vero eos et accusam.

En la Red

Últimas Entradas